Mozárabes y mozarabías

Mozárabes y mozarabías
Biblia de León

sábado, 30 de diciembre de 2006

Bobastro (Málaga)


Para llegar a Bobastro nos dirigimos al malagueño pueblo de Alora y al desfiladero de los Gaitanes, también conocido como El Chorro o tajo del Guadalhorce. En este paraje ya está señalizado Bobastro por una carreterita que asciende a los 622 metros de altitud, donde se halla enclavada una meseta, con una presa hidroeléctrica y tres cerros que se continúan. Son las llamadas Mesas de Villaverde. La pista termina en el llamado mirador de la Encantada, en el más oriental de los tres cerros, el de Castillón, en el que se distinguen perfectamente los restos de una fortificación bien defendida tanto por torreones y murallas como por impresionantes farallones a mediodía y a levante.

El panorama que desde allí se divisa es difícil de resumir en palabras; por un lado, los bruscos escarpes se descuelgan hasta el mismo Guadalhorce; al sur, las laderas de la Puerta del Sol y a poniente, el Barranco del Lobo.

Pero antes de llegar allí, a media ladera, nos hemos dejado a nuestra izquierda uno de los monumentos rupestres más sorprendentes de la península: las ruinas de una iglesia con forma basilical, con la que el cabecilla muladí Omar ben Hafsun quiso testificar su conversión al cristianismo. Tiene tres naves y un ábside en forma de arco mozárabe y tan solo nos ha quedado de ella lo que era materialmente imposible arrasar, pues las huestes de Abderrahman III, tras el largo y dificultoso asedio al reducto, se ensañaron después con él, cuidando de no dejar el menor vestigio de su existencia.


Las fechas más probables de su levantamiento recaen entre los años de 898, conversión de Omar, y su fallecimiento en el 917. La causa súbita de la desaparición del guerrillero que trajo en jaque a las fuerzas emirales y califales por todo el al-Andalus, explicaría el brusco corte en la obra de cantería.

Cerca de la iglesia se ven restos de una muralla que defendía toda una población de sublevados contra Córdoba, no tanto por razones de religión o raza, como por los fuertes impuestos a que estaban sometidos los pobladores de aquellas coras.


Cuentan los cronistas árabes que, cuando Abderrahmán III visitó esta fortaleza natural tras su rendición, comprobó que no tenía parangón en todo al-Andalus, en cuanto a inaccesibilidad, extensión, recursos y dominio del llano, por lo que dio muchas gracias a Dios que le había permitido y facilitado tomarla.

Pocos lugares hemos encontrado donde la conjunción de la historia subyacente con el entorno que la envuelvea sea tan completa. La visita se hace aconsejable, sobre todo si antes hemos leído algo sobre este capítulo del pasado altomedie. Para ello, las dos mejores lecturas que recomendamos son Historia de los Mozárabes de España, de Francisco Javier Simonet,
http://www.agapea.com/libros/HISTORIA-DE-LOS-MOZaRABES-DE-ESPAnA-II-DE-ABDERRAMaN-I-A-MOHAMED-I-AnOS-756-A-870--9788475060873-i.htm
y la Historia de los Musulmanes de España, de Reinhart Dozy,
http://juandeherat.blogspot.com.es/2010/08/reinhart-dozy-historia-de-los.html
Ambas publicadas por Turner en 1983 y 1984, respectivamente.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Fascinante este paseo por una etapa crucial de nuestra historia. Parece que en estas pequeñas edificaciones se pueden sentir el carácter sencillo y sincero de las gentes que las construyeron y habitaron, así como las vicisitudes que debieron pasar. Esa sensación tuve en Bobastro cuando estuve allí hace unos años y la he vuelto a sentir ahora leyendo tu blog.

Muchas gracias, Manuel.

Saludos,
Magui

magisterlibertas dijo...

Como aportación a su encomiable blog; quisiera añadir, que los sublevados de Bobastro se encuadran dentro de la gran rebelión muladí y no sólo mozárabe que se produce durante el inestable periodo del emirato andalusí. Aclarar que los muladíes al igual que los mozárabes pertenecían a la población autóctona descendiente de los hispanoromanos y visigodos en menor medida, pero mientras los mozárabes nunca renunciaron a su fe cristiana, los muladíes sí lo hicieron aunque fuese por conveniencia.
La fracasada gran sublevación muladí se produce al comprobar que a pesar de ser conversos al islamismo siguen siendo considerados como una población sometida de segunda clase, por parte de los clanes invasores norteafricanos, sirios o árabes en menor cantidad que constituyeron en general la clase dominante.
Por tanto hay que concluir que la idealización de un al-Andalus igualador de culturas y respetuoso con todas las religiones es una quimera o ensoñación actual y muy alejado de la mentalidad del medievo isámico español.
Atentamente un cordial saludo y ánimo al tocar tan apasionante como olvidado tema, éste de los mozárabes.
Rafaerl Montero.

Vicente dijo...

Me ha encantado tu blog y se lo he recomendado a mis alumnos
Vicente

Carlos J. Galán dijo...

Interesante y desconocida historia.
Recientemente se ha publicado un completo estudio histórico, del que es autor Francisco Ortiz Lozano (www.olibros.es).
Y en http://www.vimeo.com/12308187 está publicada una entrevista televisiva con este autor, en la que cuenta curiosos detalles sobre este episodio histórico.
Un cordial saludo.

ASM dijo...

Un excelente blog.
Una precisión los muladíes de las crónicas, si las leemos bien, especialmente a Ibn Hayyan (Muqtabis V) se ve como gran parte de la población se convirtió al Islam entre los siglos VIII al IX. Durante éste último siglo por alguna razón dejaron de ser musulmanes, dejaron de profesar el Islam. El Muqtabis V es una crónica islámica que refleja el odio de los emires cordobeses, especialmente de Abdalrrahman III hacia esta parte de la población hispana que no quiso seguir sometida al islam, por lo que apostató. Esto no es ninguna exageración; por favor, lean esta crónica es de lo más ilustrativo. Por tanto, los que son denominados como muladíes puede que en muchos casos fueran hispanos que apostataron durante un período muy breve, volviendo luego a sus señas de identidad cultural, enfrentándose abiertamente con el sistema islámico. ¿qué ocurrió? La historiografía oficial de los últimos tiempos no suele entrar en este tema.
Felicidades por su blog y por su libro, que he podido consultar en Google libros.

Manuel Rincon Alvarez dijo...

Muy de acuerdo.
Muchas gracias

Manuel Rincon Alvarez dijo...

Tarde pero agradecido por sus.comentarios

Manuel Rincon Alvarez dijo...

De acuerdo
Un saludo de agradecimiento

Manuel Rincon Alvarez dijo...

De acuerdo
Un saludo de agradecimiento

Manuel Rincon Alvarez dijo...

Tarde pero agradecido por sus.comentarios

Manuel Rincon Alvarez dijo...

Muy de acuerdo.
Muchas gracias

Manuel Rincon Alvarez dijo...

Muy de acuerdo.
Muchas gracias